mensaje

Desde los comienzos de los años 70, la humanidad ha experimentado un cambio radical e inédito en su historia: cambió su estilo de vida, su organización socio-económica y sobre todo, en su capacidad de comunicación gracias al increíble avance tecnológico.

Uno de los sectores más afectado por este cambio ha sido el sector turístico. Los economistas consideramos que el turismo representa el primer sector económico del mundo: hoy en día el turismo representa el 9.4% del PIB mundial, el 10.9% de las exportaciones totales y un 7.6% del empleo. Tanto en los países “industrializados” como los llamados en “vía de desarrollo”, el turismo representa unas de las principales esperanzas de crecimiento económico.

Sin embargo, el avenimiento del llamado “turismo de masa” también ha traído externalidades negativas: graves consecuencias culturales, ecológicas y sociales. Como consecuencia de la globalización y del incremento de la actividad turística masificada, se producen actualmente importantes impactos negativos en las comunidades anfitrionas y su entorno, en múltiples niveles, desde los meramente medioambientales hasta los sociológicos.

En respuesta a esta situación, desde el principio de los años ochenta se ha tratado de fomentar el turismo desde un punto de vista sostenible, considerando esa la mejor forma de mantener los valiosos recursos que forman la base de la oferta turística actual, a la vez de permitir una explotación racional de los mismos.

Leonel CARABALLO, director MUNDO LEAL

Guatemala: los mayas de regreso a sus tierras

Nuestro viaje nos introducirá en Antigua, Chichicastenango, Tikal, lagos y volcanes, así como investigar la historia reciente del pueblo maya, su persecución, la resistencia y la reconstrucción en conformidad con una nueva perspectiva del turismo.
 
Proponemos Guatemala movimientos populares de comunidades indígenas mayas después de años de exilio en México de regreso a sus tierras de la meseta.
 
Aquí podrás conocer las asociaciones y cooperativas locales y los proyectos de cooperación. La zona también ofrece el hermoso paisaje del lago de Atitlán, el colorido mercado de Chichicastenango y Sololá, las aguas termales de Fuentes Georginas, la ciudad colonial de Antigua Guatemala.
 
También visitaremos la Sierra de las Minas, que está vinculado a un proyecto de la biosfera, se centra en el medio ambiente y el desarrollo económico de las reservas en torno a la zona, que se extiende por 236.000 hectáreas de bosques y terrenos rocosos.
 
La conservación de la Sierra a su estado natural es particularmente importante, ya que representa el 60% de los bosques tropicales en Guatemala. Debido a su aislamiento geográfico y su altitud, la reserva es hogar de alrededor de 885 especies de aves, mamíferos y reptiles, muchas de las cuales están en peligro de extinción como el jaguar y el tapir.
 
A pesar de las dificultades de acceso a la zona en los últimos años se ha producido una expansión excesiva de la agricultura que ha provocado varios incendios y la deforestación masiva. Así que el propósito de la iniciativa es transmitir a los agricultores un modelo de agricultura sostenible, en particular para la producción de maíz y frijol, la preservación de la fertilidad natural del suelo. También se propuso la elaboración de un programa forestal coherente, para fomentar la investigación científica, fomentar los técnicos locales para llevar a cabo una mejora del medio ambiente y por lo tanto la calidad de vida de los habitantes, evitando su migración frecuente en los bosques.

 
La segunda parte de los vientos de viaje en la zona del Atlántico, incluyendo los bosques tropicales (que rodea la zona arqueológica de Tikal) y los pueblos de pescadores de Livingston, perla de la cultura garífuna, pasando luego a lo largo del Río Dulce, rodeado por la selva hasta que los tallos de Quirigua.